Sobre TAJO:

“Somos aficionados a la poesía. No somos profesionales. Que eso quede bien claro, pues una buena parte de nuestra crítica es potenciada desde esa perspectiva, desde esos campos abiertos que supone tal condición". (Roberto Bolaño)

sábado, julio 31, 2010

Es Hora de Levantarse Querida

2

Soy una herida húmeda y abierta sangro 4 días al mes.

Sangro, me abren y me penetran.

Camino y solo puedo pensar que soy un agujero para ser rellenado de semen soy figura soy estética, pero nunca reparan en el liquido salado que fluye de mis ojos… “sangre”… sangre transparente, sangre de mi alma, sangre que no ven… Sangre que no existe

Soy distinta a ellos, solo ellos buscan imponerse, meterse en ti;

-¿Les gusta oír como gimo? (al publico comienza a gemir)

Te gusta verme retorcida de dolor, es así como gozas con mis quejidos.

Pues les cuento algo ahora… “soy falsa para ustedes, siempre lo fui y siempre lo seré”

Mis gemidos son siempre fingidos nunca serán reales… No para ustedes… No para ustedes… ¿Ya no para ti?...

Aunque golpees mi rostro revientes mis labios patees mi estomago jales mi cabello y golpees con fuerza mi rostro contra la pared.

Ya nunca seré real para ti, me canse de ganar tu dinero, con mi herida abierta, con mi piel sudorosa y llena de saliva de tantos hombres, con mis orificios corrompidos e inmundos de todos los que tú llamas mis clientes

¡Noooooooooo! ¡Ya noooo!

Basta ya… (Empieza a llorar de un modo incontenible y se sienta en el suelo)

Solo voy a ser falsa para ti.

En mí ya no hay nada real.

¿Muñeca?... ya no soy muñeca

¿Cariño?... ya soy cariño

¿Basura?... ya no soy basura

¿Puta?... ya no soy Puta

¿Princesa?... ya no soy princesa

Ya no soy yo.

Ya no me duelen tus golpes (empieza a toser lleva un pañuelo a su boca que se mancha de sangre y se queda mirando y sigue tosiendo)

Sangre… puedo sentirla… sangre puedo saborearla (deja el pañuelo en el suelo)

¿Vida?... No te tengo

¿Muerte?...

(Comienza a sonreír y evita soltar una carcajada mientras levanta una pistola a la altura de su sien izquierda)

“ERES MIA”

(Se apagan las luces por completo)

Se cierra el telón.


Luzbelito

viernes, julio 30, 2010

Es Hora de Levantarse Querida


(Monologo hecho en 2 partes)

1
Recuerdo como empezó todo esto, tu con esa mirada tan intensa, con un modo tan frágil de tratarme, de hacerme sentir tan delicada, tan princesa para ti.
Me hiciste perder el miedo a todo, deje de temer, gracias a ti.
Me volviste dependiente a ti, con esos besos de claxon o que me oblicuara como si yo fuera una paciente terminal y tu mi cura.
Con tus labios rozando mi cuello, mis hombros, mis codos me hacías tuya completamente; para que continuara la diversión ¿que hacíamos?
Bebíamos y bebíamos, luego, ¿que fue? ¿Como fue la primera vez?...
El primer mixto que fumaba en mi vida o la primera línea que me hacías esnifar, ¿que fue luego?
No había dinero y me presentaste a tus amigas… (Suspira)
Todas te amábamos, todas estaban enamoradas de ti, locas por ti
¿Por qué me engañaste?...
La verdad era que todas nos sentíamos dependientes a ti
¿Qué nos hiciste a todas? ¿Por qué esa adoración? ¿Por qué esa fascinación por tu mirada?
Aun siento que me falta el aire cuando me miras.
Nunca pude enojarme contigo “ENOJARME ES PERDERTE” ocultaba mi enojo con mis llantos para después enfurecerme conmigo misma, porque me mataba la idea de que no volvieras a mi…
¿Te acuerdas la primera vez que no tuve dinero para comer?
Fue la primera vez que me pagaron por acostarme con alguien, la primera vez que me golpeaste por no querer acostarme con otro.
¿En que me convertiste? ¿En que te convertí?
Ahora tus caricias eran esos golpes en mi rostro, aun recuerdo como me entregaba a ti “HASME LO QUE QUIERAS” “SOY TUYA” te lo repetía no una si no muchas veces.
Soy tuya aun…Igual que las demás. (Suspira)
¿Qué soy? ¿En que me convertí?

Luzbelito

martes, julio 27, 2010

Fiestas Patrias


Porque también nos vestimos de gala, al igual que en navidad, semana santa, Halloween o canción criolla, nuestro santo y el aniversario de bodas.

Tenemos un pretexto (siempre necesario) para detener la rutina diaria del trabajo, los estudios, la esposa, los hijos, las amantes y todo el jodido día a día. STOP. Ubiquemos, entonces, nuestra escarapela en el pecho, un buen cebiche desde temprano y salgamos a disfrutar de las calles vacías (por esta cuestión de los pasajes) de Lima, también lo pueden hacer en provincias (creo que sería más agradable). Habrá quienes prefieren ver la parada militar por la tv, mientras aguijonea con el dedo pulgar su oreja lodosa. Y espera, ansioso, el almuerzo familiar.

Otros más avezados desafiaran el frio glacial y buscaran desde temprano un lugarcito pequeño entre la multitud del campo de Marte. Los tombos, corruptos, las policías que se cachuelean vendiendo sus videos a Play Boy, los cachacos que firmaron a Dorita (que amenazan con lanzar una productora porno), también los que torturan y matan, y luego te ponen marihuana en la mochila. Todos, con sus tanques y sus aviones -que rogamos, no se caigan por este día- bien ordenaditos, marchan frente al presidente: su barriga y sus tetas. Entonces, el tipo que se saca el tofy de la oreja, desea que al fin del desfile pase Leysi Suarez, calata sentada sobre la bandera, en un caballo de paso.

Más tarde, los 28 millones de peruanos depositaremos nuestra más remota esperanza en el discurso de Alan, 5 minutos después, el Perú seguirá jodido como Santiago Zavalita (y esto no es pesimismo). La banderas siguen flameando en los techos y azoteas patriotas, sobre todo en Puno donde, a pesar del frio que mata a los niños, no han pensado en sacarla y usarla como frazada.

Llega la hora del almuerzo, he aquí la mejor parte: Gaston Acurio y Don Pedrito, nos sirven: Anticuchos, ají de gallina, seco a la norteña, etc. Un vaso de chicha morada. Fuentes enormes, un gran Bufet. Y ningún cubierto, ¡NO JODAS!. Despertamos del sueño y encontramos: un esplendido plato de arroz con pollo -sin pollo, pero con huevo-, preparado por mamá, y damos gracias a Dios por haberla hecho peruana (por su sazón) y linda (por que todas son así).

Para no alejarnos, porque no es el día de la madre, desgraciadamente, llega la tarde y por la radio se escucha el himno nacional, se nos hincha el pecho y comenzamos el canto: Somos libres, seámoslo siempre… ¡Tamare, nos cambiaron la letra!, sacamos el cancionero y no la ubicamos, apagamos: la radio, la tv, la vida, pensamos en Vallejo, Arguedas, Ribeyro, Watanabe, Bryce, Hora Zero y TAJO… Cogemos una botella de Pisco, se aleja el alba, se viene la noche, buscamos a nuestros amigos. ¡Y QUE VIVA EL PERÚ… CARAJO!

Omar Livano

lunes, julio 26, 2010

TAJOdido 1


En la ruta de Rafita Toriyama Quispe, según me explicaba él (mientras compartíamos un paquete de galletas “Chaplin” y una ligera conversación) siempre se podía encontrar un centenar (a veces millar) de dificultades, para no llegar temprano a clases, a un recital en el Averno, a un partido de la selección o a una cita a ciegas en el cursi-estático “Parque de la Exposición”.

Me contaba mi buen amigo, aficionado a lecturas de Bukowski, Reynoso, TAJO y uno que otro haiku, que el tráfico salvaje con el que debía combatir si quería venir de su Choza Samurai en Comas, era algo no menos parecido a un llamado “Camino de la Serpiente”, que ambos recordábamos con nostalgia. (Una lagrima).

Después de su llegada a Lima (que deambulo entre inadvertida e irreverente) adaptarse al transporte urbano-rural de todos los días, no fue tarea sencilla.

Maratones hasta el paradero, arañazos con los cobradores, mentadas de madre al y del chofer. Para poder viajar tranquilo, comprendió que debía salir 1 hora antes. Así lo hizo, pero al estar sentado más de 20 minutos en ese tumulto abrasador, sentía una incontrolable ansiedad claustrofóbica.

Por aquellos días le recomendé algo fácil y bonito: “Lee en el carro, hermano.”. Digamos que tomo mi palabra. Comenzó, entonces, a cultivar el hábito (que al principio le fue ajeno). “Todo chévele causa – me decía - hasta que comenzalon esa wada del metopolitano.”

Ahora tenía que levantarse a las 4:00 AM. Dormir menos (porque también leía de noche) más malhumor, igual, Camino de la Serpiente. Señoras gordas que no abrían las ventanas, Rafita iba parado y doblado en 2, 3, 4, 5…. Cobradores-ogro en un micro-ogro, lleno de ogros… polvo, ruido, sofocación, desastre y pistas rotas por todos lados, un solo carril para: el bus, el camión, la combi, el colectivo, la bicicleta, la carroza, el peatón y el tombo. ¿Sentarse? solo el chofer lo hacia, ¿llegar temprano? ni con la nube voladora.

Las galletas Chaplin se terminaron y el buen Rafita Toriyama Quispe tenía que regresar a casa. No parecía enojado o triste, a pesar de saber que su ruta era peor de regreso (por eso de los energéticos, que nunca entendí). Me regalo una sonrisa pendeja, mientras, de su mochila, sacaba y exhibía El tomo I de “Los Miserables”. Antes de subir al bus, trato de presumir diciendo: “Leo en el carro, hermano.”



Omar Livano

viernes, julio 23, 2010

SARRA (por Roberto Bermudez)

Entonces el orgullo fue el camino más largo,

Dudamos de la lluvia de las manos sudorosas de los pasos palpitantes.

Ya cansados nos detuvimos a besarnos ante el reflejo de los charcos cuando el canto de la niebla lo predijo todo:

El amor no iba a durar.

Confiados bajos los faros rasgados y su luz punzante conocí tus labios

y

El sudor de tu cuerpo se escurrió por mi barba, marcando suavemente el sonido del viento,

Que al compás de los autos aturden las tardes de primavera, mi mente y ese lugar pleno que construyo en medio de esta tierra árida y sin árboles…

Cuando puedo sentirte tan cerca…

TAJO es el Júbilo!!!


Sí, Elfina, seguro tú también lo crees así, No pertenecemos a la selección de fútbol de la Villarreal, pero eso no quiere decir que no estemos orgullosos de nuestra "Alma Mater". En especial de su tradición poética, para resumir: HORA ZERO, JUAN RAMÍREZ RUIZ, recitado por JORGE PIMENTEL, y este es EL JÚBILO!!!


Jorge Pimentel lee poema de Juan Ramirez Ruiz
Cargado por f_obregon. - Videos de arte y animación.

jueves, julio 22, 2010

Tres al Hilo (por Omar Livano)

(………)
Hoy te invito un poema, embarrado, nada puro
Muy triste, muy calmado, a veces jodido
Busca: infierno, lector, no lector, basura y arrugas
Encuentra: Dolor, Burlas, Silencio, comida y ninguna publicación

Se retuerce en el polvo,
Es inquieto, no hace pactos ni demoniacos, ni santificados aunque sean por su nombre
Sale a comprar pan y regresa roneado
No gusta del baile, ni de la opera
Se alimenta en mercados, en comedores populares, en la casa de los buenos amigos, también.
En la lluvia, solo corre y vuela
En el sol… lo detesta, lo acorrala
No puede ser libre, Ni solo, ni de a dos, ni de a 4, ni todos juntos.

No estudia, lee poco, solo cuando hay ganas, se escribe, se corrige
Vive mucho, demasiado, grita, gime cuando es necesario, se revuelca,
Se deprime, atenta contra su vida.
Admira a Rimbaud, detesta a RIMAud.
No sabe decir gracias, ni por favor y menos perdón
Camina conmigo por el barrio, chupa conmigo,
A veces se huasquea solo, es fiel, testarudo,
Fuma, Ve porno, chatea, es como yo
Es como tú, es un poema cualquiera de cualquiera
Para cualquiera.



PRETÉRITO
Reviso el pasado, encuentro grietas incorregibles
Las pocas flores que ahí descansan, se marchitan, se sienten solas
Son antiguos los pasajes, por los que transito: viejos, inservibles, nada dignos, feos.
Los recorro, y en sus muros pintarrajeados, se esconden etapas que desconozco.
Deseo salir corriendo, para no entender, matizar, esconder.
Lo reviso una y otra vez, ojeo las páginas con sumo cuidado, y sufro, sufrimos.
Las ideas congestionadas viajan por mi memoria, se tocan el claxon, se mentan a la madre. ¡Páralas!
Sumergido, en el estiércol de lo vivido, de lo que debe estar olvidado, entre las paredes grasosas de la cocina que construimos juntos, recostado en el rincón, donde orine borracho, mientras él sentado a mi lado, me sirve una trago más,
Y se burla.



YO, AUN PIENSO.
Es medio día, en la sombra, sentado, cochino, quemado y triste:
Pienso en mi madre, la finada. Muerta, pariéndome.
Pienso en mi perro, sediento. Me lame, ¿como símbolo de fidelidad, porque me tiene hambre o por sed?
Pienso en mi llaga, infectada. Que se inflama con el sol.
Pienso en los periódicos, sobre los que duermo. Y no sé leer.
Pienso en la jugosa carne del mercado.
Pienso en mi oficio, limosnero lata en mano. Y la gente ni siquiera me ve.
Pienso en el mar, en el campo, en Dios.
Pienso y pienso.
Pienso, inclusive en ti.
Es media noche, y pienso en mañana.